Club Megane Argentina - Test Megane I Sportway 2.0 16v - Tricuerpo - Revista AUTOTEST (02/2003)
  • Test Megane I Sportway 2.0 16v - Tricuerpo - Revista AUTOTEST (02/2003)

    TEST RENAULT MEGANE I SPORTWAY FASE 2 TRICUERPO (2003-2004)


    Motorizacion
    - 2.0 - 16v - F4R - 1998 cm3 - Nafta
    - 140 HP a 5500 RPM
    Prestaciones
    - Aceleracion 0-100: 8,6 seg
    - Velocidad maxima: 213 km/h
    - Frenaje 100-0: 42,1 metros

    Sintesis de equipamiento
    - ABS
    - AFU
    - AIRBAG x 2
    - ALZACRISTALES DELANTEROS
    - TAPIZADO DE CUERO
    - DISCOS DE FRENO DEL/TRA
    - ORDENADOR DE ABORDO
    - LLANTAS DE ALEACION (185-60 15R)
    - CIERRE CENTRAL CON TELECOMANDO
    - ROMPENIEBLAS DEL/TRA

    Comentario

    Con la aparición -a fines del 99- del eficiente propulsor 1.6 110 CV para las versiones intermedias, poco sentido tenía conservar el 2.0 de 115 CV que equipaba a los “full” ya que las prestaciones eras casi iguales y no había argumento frente a la diferencia de consumo. En materia de diseño, el Mégane ya cumplió un ciclo y hasta fue reemplazado en Europa -llegaría aquí antes de fin de año-, pero sigue siendo un auto aceptado en sus dos variantes de carrocería, ambas disponibles en esta versión Sportway. En el interior no hay críticas a la habitabilidad como tampoco al muy generoso baúl de 510 dm³.

    Pero con 140 CV la cosa cambia y mucho
    . Ahora el Mégane tiene por fin una versión con potencia para competir frente a sus rivales. A la par también se realizaron trabajos en la suspensión trasera para que no haya un divorcio entre motor y chasis.

    Se diferencia por estar vestido con tapizados de cuero, pero como todo Mégane, tiene una excesiva variedad de plásticos de distintos tonos y texturas, mejorables tanto a la vista como al tacto. El equipamiento es extraño. Posee el mencionado cuero, espejos eléctricos, cierre centralizado automático, ordenador, comando satelital de radio y otros “chiches” pero no se entiende la falta de levantavidrios traseros y mucho menos la ausencia total de regulaciones de volante y butaca sin ajuste en altura.

    Justamente la falta de regulaciones atenta contra una posición de manejo de por si conflictiva: pedalera cercana, butaca alta y volante bajo en plano inclinado. Atrás la cosa viene mucho mejor. Por su parte, el confort de marcha en la ciudad es agradable, firme pero con buen copiado de empedrados, etc.

    Sin embargo, la verdadera novedad de este Sportway es el motor. Ya probado en el Laguna y Scénic demostró su eficiencia. La agilidad de reacciones se debe a buena entrega potencia desde bajo régimen, sana actitud que lo hace muy elástico, sobre todo al combinarse con una caja de relaciones adecuadas.

    El selector de cambios, tipo “gomoso” muestra imprecisiones en el pase de 2ª a 3ª y ofrece resistencia para desconectar la 5ª. En cuanto a los consumos, son normales para un auto de sus porte aunque tirando a poco económico ya a 120 km/h. La dirección está asistida en su punto justo y el funcionamiento de los frenos, con discos en las cuatro ruedas, es correcto incluso en condiciones de máxima exigencia.

    El comportamiento del tren posterior del Mégane siempre fue uno de sus puntos más criticados. Junto al nuevo motor, el Sportwayincorpora un esquema casi calcado al de la Scénic, con cuatro barras de torsión. De esta manera logra mayor firmeza sobre todo en curvas lentas exigidas y más seguridad.

    Se lo puede tildar de subvirante y algo rolador, pero siempre pensando en condiciones de manejo poco habituales. Por su parte, sobre caminos de tierra o asfaltos “complicados”, el tren delantero dio muestras nuevamente de su robustez.

    En breves
    Como debe ser. La tapa del tanque se abre sin llave, destraba junto con las puertas. Esta es, sin dudas, la solución más práctica ya que evita sacar la llave del tambor de contacto al cargar combustible.
    Bien a mano. El comando satelital de radio de Renault sigue siendo, por ubicación, comandos y tacto, uno de los más prácticos, precisos y agradables.
    Lectura. En el display superior de la consola central se visualizan los datos de la radio, la hora y la temperatura exterior. El ordenador de a bordo, en cambio, en el display del odómetro.
    Seguro. Al superar los 15 km/h automáticamente se bloquean las cuatro puertas.
    Desnuda. La cara interna de la tapa del baúl no está tapizada y tampoco tiene agarradera para bajarla.
    Poco coqueto. Ambos parasoles tienen espejos pero ninguno está iluminado. Mal por ser una versión “full”.
    Portaobjetos. Aunque tiene uno de buena capacidad en la parte inferior de la consola central, falta algún otro con tapa. Podría tener uno entre las butacas aprovechando ese espacio.
    Teclas. Las de los levantavidrios -sólo delanteros- están en la puerta pero en posición muy baja. Sólo el del conductor tiene one touch (para subir y bajar).

    by gimpro
MySQL Uptime: 21 Days 12:37:50 Page generated in 0.272 seconds with 39 queries Memory: 9.25 Mb [Server Load Averages (1:5:15) 0.42 : 0.41 : 0.49]