Saltar al contenido

test sobre el nuevo Twizy


boecesar
 Share

Publicaciones recomendadas

Aqui os dejo la información aparecida sobre un test celebrado a las afueras de paris en el circuito de pruebas de Mortefontaine.

Parece más un car que un coche si no fuera por el techo. Miren el video.

 

 

http://ocio.nortecastilla.es/motor/cond ... 42011.html

 

Conducimos el nuevo coche eléctrico que Renault fabricará en Valladolid

 

El circuito de pruebas de Mortefontaine, en las proximidades de París, ha sido escenario de la primera toma de contacto con el Twizy, el coche eléctrico que fabricará Renault en Valladolid.

 

El planteamiento de Renault era hacer del Twizy un coche eléctrico de carácter muy popular, accesible por un número muy alto de usuarios. Con esta idea la firma del rombo ha trabajado en el proyecto de un cuadriciclo eléctrico de pequeño tamaño con dos variantes. La primera, el “45” con motor de 9 cv, tiene una velocidad máxima de 45 km/h y se puede conducir sin carné, como un ciclomotor. La segunda, denominada “80” y con motor de 20 cv, ya exige carné de coche , pesa 450 kilos, alcanza los 80 km/h.

Con un diseño que rompe con todo y al tiempo muy practico, es un dos plazas en tandem sin puertas laterales. Opcionalmente puede llevar una semi puerta hasta media altura.

 

Utiliza todos los avances disponibles actualmente en materia de propulsión eléctrica para ofrecer en un vehículo totalmente urbano . La autonomía en ciclo normalizado es de 100 kilómetros (entre 55 y 115 según las circunstancias, en condiciones reales) distancia que se sitúa por debajo del uso diario habitual.

 

Por otra parte es posible recargarlo en cualquier lugar. Equipado del clásico enchufe doméstico, que se extrae bajo una tapa situada en el frontal y con un cable de tres metros, puede ser conectado a la red eléctrica de la casa como cualquier electrodoméstico. La recarga completa precisa tres horas y media, y no hay disponible ningún sistema de recarga rápida.

 

Para la prueba, en el circuito francés de Mortefonatine, utilizamos un prototipo correspondiente a la versión 80, que si bien estéticamente le faltaban elementos del modelo definitivo que se comercializará en diciembre, era ya representativo de este en cuanto a comportamiento dinámico. Instalados ante su volante, nos encontramos con los mandos clásicos.Para arrancar giramos una llave convencional de contacto pero el silencio es total. A continuación, con el pie pisando el pedal de freno, podemos accionar uno de los dos botones situados en el lado izquierdo. Si es el superior se introduce la marcha adelante y si es el inferior, la marcha atrás. Apretamos el primero de ellos, pisamos el acelerador y el Twizy salta literalmente hacia delante

 

Buscando sus límites

 

En apenas unos metros ya se manifiesta un carácter dinámico inesperado. Al principio, y ante su altura y poca anchura, imponía cierto respeto afrontar las curvas del circuito. Pero de inmediato se percibe que el Twizy se pega al asfalto y afronta los giros como un kart. La clave está en un centro de gravedad muy bajo gracias a la situación de las baterías y el motor. Aceleramos hasta más de 80 km/h (el velocímetro marca 85 km/h) y nos apoyamos en las curvas más amplias buscando los límites. Tan solo un mínimo desplazamiento de las cuatro ruedas demuestran el carácter sano de este vehículo. Incluso vamos más allá y forzamos alguna frenada en plena curva flirteando con situaciones extremas poco habituales en un conductor habitual. Y el Twizy supera el test sin problema.

 

En uso urbano

 

A continuación realizamos una prueba a baja velocidad, en un recorrido que simula unas calles estrechas y unos aparcamientos, en línea y en batería, junto a un smart, un Toyota iQ, y un scooter de tres ruedas Piaggio MP3.Las maniobras no se ven afectadas por la ausencia de asistencia de dirección en el prototipo de pruebas. Aunque su tamaño no le permitirá desenvolverse como un scooter en el caos urbano, pero está muy cerca de ello y en cualquier caso ningún automóvil convencional, ni siquiera un smart, podrá competir con su facilidad para meterse por los huecos mas inverosímiles gracias a tan solo 1,20 metros de anchura. Y otro valor añadido es que se puede estacionar de forma transversal a la calzada gracias a sus 2,32 metros de largo.

 

Twizy puede ser comparado con ventaja frente a coches urbanos generalmente más caros o con ligera desventaja contra scooters de tres ruedas como el Piaggio MP3 de 125 cc , que cuesta 5.599 euros. Ahora bien la energía del Twizy es más económica que la gasolina, aunque esta ventaja se ve atenuada por el alquiler mensual de las baterías fijado en 45 euros al mes.

 

Pero frente a los scooters de tres ruedas, el Twizy ofrece mayor estabilidad y protección de los ocupantes. Pero si queremos más dinamismo, entonces deberemos dirigirnos a la versión “80”. Y la factura será mayor , aunque no sabemos hasta que punto pero a la vista del precio básico parece que no dejará de ser competitiva si la comparamos con sus rivales. Veamos así que este Twizy alto de gama entrará en competencia con scooters como el Piaggio MP3 LT 400 cc (8.124 euros) o el MP3 Hybrid (gasolina-eléctrico) de 9.154 euros. O también con otros modelos urbanos eléctricos de dos plazas como el Think City (41 cv y 100 km/h) que vale nada menos que 33.000 euros. A poco que en Renault ajusten el precio de la versión más potente, el eléctrico nacido en Valladolid será muy competitivo.

Link to comment
Compartir en otros sitios

Aqui os dejo la información aparecida sobre un test celebrado a las afueras de paris en el circuito de pruebas de Mortefontaine.

Parece más un car que un coche si no fuera por el techo. Miren el video.

 

 

http://ocio.nortecastilla.es/motor/cond ... 42011.html

 

Conducimos el nuevo coche eléctrico que Renault fabricará en Valladolid

 

El circuito de pruebas de Mortefontaine, en las proximidades de París, ha sido escenario de la primera toma de contacto con el Twizy, el coche eléctrico que fabricará Renault en Valladolid.

 

El planteamiento de Renault era hacer del Twizy un coche eléctrico de carácter muy popular, accesible por un número muy alto de usuarios. Con esta idea la firma del rombo ha trabajado en el proyecto de un cuadriciclo eléctrico de pequeño tamaño con dos variantes. La primera, el “45” con motor de 9 cv, tiene una velocidad máxima de 45 km/h y se puede conducir sin carné, como un ciclomotor. La segunda, denominada “80” y con motor de 20 cv, ya exige carné de coche , pesa 450 kilos, alcanza los 80 km/h.

Con un diseño que rompe con todo y al tiempo muy practico, es un dos plazas en tandem sin puertas laterales. Opcionalmente puede llevar una semi puerta hasta media altura.

 

Utiliza todos los avances disponibles actualmente en materia de propulsión eléctrica para ofrecer en un vehículo totalmente urbano . La autonomía en ciclo normalizado es de 100 kilómetros (entre 55 y 115 según las circunstancias, en condiciones reales) distancia que se sitúa por debajo del uso diario habitual.

 

Por otra parte es posible recargarlo en cualquier lugar. Equipado del clásico enchufe doméstico, que se extrae bajo una tapa situada en el frontal y con un cable de tres metros, puede ser conectado a la red eléctrica de la casa como cualquier electrodoméstico. La recarga completa precisa tres horas y media, y no hay disponible ningún sistema de recarga rápida.

 

Para la prueba, en el circuito francés de Mortefonatine, utilizamos un prototipo correspondiente a la versión 80, que si bien estéticamente le faltaban elementos del modelo definitivo que se comercializará en diciembre, era ya representativo de este en cuanto a comportamiento dinámico. Instalados ante su volante, nos encontramos con los mandos clásicos.Para arrancar giramos una llave convencional de contacto pero el silencio es total. A continuación, con el pie pisando el pedal de freno, podemos accionar uno de los dos botones situados en el lado izquierdo. Si es el superior se introduce la marcha adelante y si es el inferior, la marcha atrás. Apretamos el primero de ellos, pisamos el acelerador y el Twizy salta literalmente hacia delante

 

Buscando sus límites

 

En apenas unos metros ya se manifiesta un carácter dinámico inesperado. Al principio, y ante su altura y poca anchura, imponía cierto respeto afrontar las curvas del circuito. Pero de inmediato se percibe que el Twizy se pega al asfalto y afronta los giros como un kart. La clave está en un centro de gravedad muy bajo gracias a la situación de las baterías y el motor. Aceleramos hasta más de 80 km/h (el velocímetro marca 85 km/h) y nos apoyamos en las curvas más amplias buscando los límites. Tan solo un mínimo desplazamiento de las cuatro ruedas demuestran el carácter sano de este vehículo. Incluso vamos más allá y forzamos alguna frenada en plena curva flirteando con situaciones extremas poco habituales en un conductor habitual. Y el Twizy supera el test sin problema.

 

En uso urbano

 

A continuación realizamos una prueba a baja velocidad, en un recorrido que simula unas calles estrechas y unos aparcamientos, en línea y en batería, junto a un smart, un Toyota iQ, y un scooter de tres ruedas Piaggio MP3.Las maniobras no se ven afectadas por la ausencia de asistencia de dirección en el prototipo de pruebas. Aunque su tamaño no le permitirá desenvolverse como un scooter en el caos urbano, pero está muy cerca de ello y en cualquier caso ningún automóvil convencional, ni siquiera un smart, podrá competir con su facilidad para meterse por los huecos mas inverosímiles gracias a tan solo 1,20 metros de anchura. Y otro valor añadido es que se puede estacionar de forma transversal a la calzada gracias a sus 2,32 metros de largo.

 

Twizy puede ser comparado con ventaja frente a coches urbanos generalmente más caros o con ligera desventaja contra scooters de tres ruedas como el Piaggio MP3 de 125 cc , que cuesta 5.599 euros. Ahora bien la energía del Twizy es más económica que la gasolina, aunque esta ventaja se ve atenuada por el alquiler mensual de las baterías fijado en 45 euros al mes.

 

Pero frente a los scooters de tres ruedas, el Twizy ofrece mayor estabilidad y protección de los ocupantes. Pero si queremos más dinamismo, entonces deberemos dirigirnos a la versión “80”. Y la factura será mayor , aunque no sabemos hasta que punto pero a la vista del precio básico parece que no dejará de ser competitiva si la comparamos con sus rivales. Veamos así que este Twizy alto de gama entrará en competencia con scooters como el Piaggio MP3 LT 400 cc (8.124 euros) o el MP3 Hybrid (gasolina-eléctrico) de 9.154 euros. O también con otros modelos urbanos eléctricos de dos plazas como el Think City (41 cv y 100 km/h) que vale nada menos que 33.000 euros. A poco que en Renault ajusten el precio de la versión más potente, el eléctrico nacido en Valladolid será muy competitivo.

Link to comment
Compartir en otros sitios

Unirse a la conversación

Puede publicar ahora y registrarse más tarde. Si tiene una cuenta, inicie sesión ahora para publicar en su cuenta.
Nota: su publicación requerirá la aprobación del moderador antes de que sea visible.

Invitado
Responde a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

 Share

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Normas Política de Privacidad Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puede ajustar la configuración de sus cookies , de lo contrario asumimos que está de acuerdo en continuar.