Saltar al contenido

Cese del número dos de la compañía Renault


boecesar
 Share

Publicaciones recomendadas

Hola gente. Os acordareis cuando escribí sobre un presunto espionaje en Renault de tres directivos que vendieron información del coche eléctrico a los chinos, que intervino el gobierno francés en el asunto y que luego se demostro que fue falso. Ahora la multinacional expulsa al director de seguridad, releva a otros tres altos cargos y readmite a los acusados de vender información; debido a la presión del gobierno frances que posee el 15% del capital de la multinacional.

Aquí les dejo la noticia:

 

http://www.nortecastilla.es/v/20110412/ ... 10412.html

 

 

 

Francia logra el cese del número dos de Renault por el caso del espionaje

La multinacional expulsa al director de seguridad, releva a otros tres altos cargos y readmite a los acusados de vender información

 

LOS CAMBIOS EN LA CÚPULA DE RENAULT

Readmitidos. Philippe Clogenson regresa a Renault y se aprueban los acuerdos con Michel Balthazar, Mateo Tenenbaum y Bertrand Rochette

Despedidos. Rémi Pagnie (director de seguridad), Dominique Gevrey y Marc Tixador

El dimitido. Patrick Pélata (director general de Operaciones)

Relevados. Jean-Yves Coudriou, director de ejecutivos, Christian Husson, director jurídico y Laura Dors, secretaria general.

Ascendidas. Mouna Sepehri, nombrada directora delegada de la Presidencia, responsable de la Secretaría General y Marie-Françoise Damesin. Ambas entran en el comité ejecutivo.

El consejo de administración de la multinacional Renault aceptó ayer la dimisión del director general de la firma, Patrick Pélata, el número dos de la compañía que preside Carlos Ghosn y que ayer relevó de sus funciones a otros tres altos cargos, expulsó a los integrantes de la dirección de seguridad y anunció nuevas normas éticas y de vigilancia de sus secretos. Renault cuenta con dos fábricas de ensamblaje de vehículos en Castilla y León, en Palencia y Valladolid y una factoría de producción de motores en Valladolid y da empleo directo a una plantilla de 8.500 personas en la comunidad autónoma.

Carlos Ghosn manifestó que Renault vivía «una jornada dolorosa» consecuencia de la crisis iniciada a comienzos de año, cuando despidió a tres de sus ejecutivos acusados de la venta de información sobre el coche eléctrico a una potencia extranjera. Aquellas informaciones señalaron a China como la potencia que podría estar detrás de la compra de los secretos industriales. Tres meses después y tras salvarse un conflicto diplomático con el gigante asiático, las acusaciones de la dirección de seguridad de Renault se han diluido. Ni siquiera existen las cuentas en el extranjero a nombre de los implicados, acusados por una carta anónima.

El principal accionista

Renault cedió de esta forma ante las presiones del Gobierno francés. Algunos ministros habían exigido responsabilidades en la compañía, participada en un 15% por el Estado galo, su máximo accionista. La ministra de Finanzas, Christine Lagarde, expuso antes del consejo, que el Gobierno había dado instrucciones a sus dos representantes en este órgano de Renault para que se cumplieran las recomendaciones de la auditoría realizada en la empresa. «Se deben respetar las reglas. Si ha habido disfunciones, deben imponerse sanciones. Es el comité el que tiene que hacerlo», dijo a France Inter.

«Serias disfunciones»

El titular galo de Industria, Eric Besson, resaltó por su parte que la auditoría pone de manifiesto la existencia de «serias disfunciones» en la dirección de la empresa. Besson precisó no obstante que no se esperaba una dimisión del presidente, Carlos Ghosn, máximo responsable también de la japonesa Nissan. Para subrayar la gravedad, recordó que uno de los despedidos a comienzos de año llevaba 33 años en la empresa y fue apartado «por un solo testimonio frágil. Eso revela un sistema de dirección y una forma de gestión que no puede perpetuarse», afirmó el ministro.

Patrick Pélata había presentado su dimisión hace un mes, cuando Renault admitió que había sufrido una estafa y que el supuesto espionaje no había existido. Ghosn rechazó entonces la dimisión. Él y Pélata renunciaron a los 'bonus' correspondientes al ejercicio de 2010 y a las 'stock options' que deberían recibir este año.

Profundos cambios

Al término del consejo, la multinacional hizo público un comunicado en el que bajo el título de 'Profundos cambios en Renault' informó de la reunión en la que se discutieron los resultados de dos auditorías solicitadas por Ghosn y Philippe Lagayette, presidente de la Contabilidad y Auditoría.

Las auditorías desmantelaron «con precisión la cadena de acontecimientos que llevaron a cuestionar a tres ejecutivos de Renault de manera injustificada», dice la nota que califica de «cadena de fracasos y fallos de funcionamiento de la empresa, especialmente en lo que respecta a la vigilancia y control de las actividades de la Dirección para el Grupo de Protección (DPG)».

Ghosn informó de los progresos de las negociaciones «con los despedidos injustamente» y de las indemnizaciones que se negocian. Así, Renault ha llegado a un acuerdo con Michel Balthazar, Mateo Tenenbaum y Bertrand Rochette. Estos acuerdos de indemnización, calculados en 11 millones de euros, han sido aprobado por la consejo. También hay acuerdo con Philippe Clogenson «sobre el perjuicio que sufrió con motivo de su despido en 2009. Estará de vuelta en Renault el 2 de mayo 2011 como director de desarrollo de negocios de Renault Consulting», explicó la compañía.

Despidos y relevos

Basándose en las conclusiones de la auditoría, el presidente informó de los cambios en la organización empresarial. Así, el director de seguridad, Rémi Pagnie, y sus dos colaboradores, Dominique Gevrey y Marc Tixador dejarán la compañía.

Jean-Yves Coudriou, director de ejecutivos y el director jurídico Christian Husson han sido relevados de sus funciones, al igual que la secretaria general, Laura Dors.

Patrick Pélata deja la Dirección General de Operaciones tras aceptarse esta vez su dimisión si bien, Ghosn puntualizó que seguirá gestionando el día a día de la firma hasta su salida de Renault. Se han sugerido otras funciones dentro del grupo constituido por la Alianza Renault-Nissan. Carlos Ghosn, dijo en este sentido que las habilidades de Pelata permanecen y son un activo valioso para el grupo.

Mouna Sepehri, nombrada directora delegada de la Presidencia, supervisará las tareas de la Secretaría General y del Departamento Jurídico y se incorpora al comité ejecutivo del Grupo Renault. Marie-Françoise Damesin, directora de recursos humanos, también incorpora al comité ejecutivo.

Link to comment
Compartir en otros sitios

Hola gente. Os acordareis cuando escribí sobre un presunto espionaje en Renault de tres directivos que vendieron información del coche eléctrico a los chinos, que intervino el gobierno francés en el asunto y que luego se demostro que fue falso. Ahora la multinacional expulsa al director de seguridad, releva a otros tres altos cargos y readmite a los acusados de vender información; debido a la presión del gobierno frances que posee el 15% del capital de la multinacional.

Aquí les dejo la noticia:

 

http://www.nortecastilla.es/v/20110412/ ... 10412.html

 

 

 

Francia logra el cese del número dos de Renault por el caso del espionaje

La multinacional expulsa al director de seguridad, releva a otros tres altos cargos y readmite a los acusados de vender información

 

LOS CAMBIOS EN LA CÚPULA DE RENAULT

Readmitidos. Philippe Clogenson regresa a Renault y se aprueban los acuerdos con Michel Balthazar, Mateo Tenenbaum y Bertrand Rochette

Despedidos. Rémi Pagnie (director de seguridad), Dominique Gevrey y Marc Tixador

El dimitido. Patrick Pélata (director general de Operaciones)

Relevados. Jean-Yves Coudriou, director de ejecutivos, Christian Husson, director jurídico y Laura Dors, secretaria general.

Ascendidas. Mouna Sepehri, nombrada directora delegada de la Presidencia, responsable de la Secretaría General y Marie-Françoise Damesin. Ambas entran en el comité ejecutivo.

El consejo de administración de la multinacional Renault aceptó ayer la dimisión del director general de la firma, Patrick Pélata, el número dos de la compañía que preside Carlos Ghosn y que ayer relevó de sus funciones a otros tres altos cargos, expulsó a los integrantes de la dirección de seguridad y anunció nuevas normas éticas y de vigilancia de sus secretos. Renault cuenta con dos fábricas de ensamblaje de vehículos en Castilla y León, en Palencia y Valladolid y una factoría de producción de motores en Valladolid y da empleo directo a una plantilla de 8.500 personas en la comunidad autónoma.

Carlos Ghosn manifestó que Renault vivía «una jornada dolorosa» consecuencia de la crisis iniciada a comienzos de año, cuando despidió a tres de sus ejecutivos acusados de la venta de información sobre el coche eléctrico a una potencia extranjera. Aquellas informaciones señalaron a China como la potencia que podría estar detrás de la compra de los secretos industriales. Tres meses después y tras salvarse un conflicto diplomático con el gigante asiático, las acusaciones de la dirección de seguridad de Renault se han diluido. Ni siquiera existen las cuentas en el extranjero a nombre de los implicados, acusados por una carta anónima.

El principal accionista

Renault cedió de esta forma ante las presiones del Gobierno francés. Algunos ministros habían exigido responsabilidades en la compañía, participada en un 15% por el Estado galo, su máximo accionista. La ministra de Finanzas, Christine Lagarde, expuso antes del consejo, que el Gobierno había dado instrucciones a sus dos representantes en este órgano de Renault para que se cumplieran las recomendaciones de la auditoría realizada en la empresa. «Se deben respetar las reglas. Si ha habido disfunciones, deben imponerse sanciones. Es el comité el que tiene que hacerlo», dijo a France Inter.

«Serias disfunciones»

El titular galo de Industria, Eric Besson, resaltó por su parte que la auditoría pone de manifiesto la existencia de «serias disfunciones» en la dirección de la empresa. Besson precisó no obstante que no se esperaba una dimisión del presidente, Carlos Ghosn, máximo responsable también de la japonesa Nissan. Para subrayar la gravedad, recordó que uno de los despedidos a comienzos de año llevaba 33 años en la empresa y fue apartado «por un solo testimonio frágil. Eso revela un sistema de dirección y una forma de gestión que no puede perpetuarse», afirmó el ministro.

Patrick Pélata había presentado su dimisión hace un mes, cuando Renault admitió que había sufrido una estafa y que el supuesto espionaje no había existido. Ghosn rechazó entonces la dimisión. Él y Pélata renunciaron a los 'bonus' correspondientes al ejercicio de 2010 y a las 'stock options' que deberían recibir este año.

Profundos cambios

Al término del consejo, la multinacional hizo público un comunicado en el que bajo el título de 'Profundos cambios en Renault' informó de la reunión en la que se discutieron los resultados de dos auditorías solicitadas por Ghosn y Philippe Lagayette, presidente de la Contabilidad y Auditoría.

Las auditorías desmantelaron «con precisión la cadena de acontecimientos que llevaron a cuestionar a tres ejecutivos de Renault de manera injustificada», dice la nota que califica de «cadena de fracasos y fallos de funcionamiento de la empresa, especialmente en lo que respecta a la vigilancia y control de las actividades de la Dirección para el Grupo de Protección (DPG)».

Ghosn informó de los progresos de las negociaciones «con los despedidos injustamente» y de las indemnizaciones que se negocian. Así, Renault ha llegado a un acuerdo con Michel Balthazar, Mateo Tenenbaum y Bertrand Rochette. Estos acuerdos de indemnización, calculados en 11 millones de euros, han sido aprobado por la consejo. También hay acuerdo con Philippe Clogenson «sobre el perjuicio que sufrió con motivo de su despido en 2009. Estará de vuelta en Renault el 2 de mayo 2011 como director de desarrollo de negocios de Renault Consulting», explicó la compañía.

Despidos y relevos

Basándose en las conclusiones de la auditoría, el presidente informó de los cambios en la organización empresarial. Así, el director de seguridad, Rémi Pagnie, y sus dos colaboradores, Dominique Gevrey y Marc Tixador dejarán la compañía.

Jean-Yves Coudriou, director de ejecutivos y el director jurídico Christian Husson han sido relevados de sus funciones, al igual que la secretaria general, Laura Dors.

Patrick Pélata deja la Dirección General de Operaciones tras aceptarse esta vez su dimisión si bien, Ghosn puntualizó que seguirá gestionando el día a día de la firma hasta su salida de Renault. Se han sugerido otras funciones dentro del grupo constituido por la Alianza Renault-Nissan. Carlos Ghosn, dijo en este sentido que las habilidades de Pelata permanecen y son un activo valioso para el grupo.

Mouna Sepehri, nombrada directora delegada de la Presidencia, supervisará las tareas de la Secretaría General y del Departamento Jurídico y se incorpora al comité ejecutivo del Grupo Renault. Marie-Françoise Damesin, directora de recursos humanos, también incorpora al comité ejecutivo.

Link to comment
Compartir en otros sitios

Re: Cese del número dos de la compañía Renault

 

que bolonqui !!!

Falta un Superagente 86 aca y están todos jajaja !!!

Link to comment
Compartir en otros sitios

Unirse a la conversación

Puede publicar ahora y registrarse más tarde. Si tiene una cuenta, inicie sesión ahora para publicar en su cuenta.
Nota: su publicación requerirá la aprobación del moderador antes de que sea visible.

Invitado
Responde a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

 Share

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Normas Política de Privacidad Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puede ajustar la configuración de sus cookies , de lo contrario asumimos que está de acuerdo en continuar.