Saltar al contenido

Polo Automotivo Jeep en Pernambuco


coneltiempo
 Share

Publicaciones recomendadas

[h=3]Jeep en Pernambuco: mucho más que una fábrica

 

La importancia que este emprendimiento tiene para Pernambuco en particular, y para Brasil y la región en general, quedó reafirmada por la participación de la propia presidenta Dilma Rousseff, las máximas autoridades globales y locales de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), tales como Sergio Marchione y John Elkann, CEO mundial y presidente mundial del grupo respectivamente, Stefan Ketter, vice presidente mundial de manufactura, Sergio Ferreira, director general de Chrysler Brasil y Jeep Latam, Cledorvino Belini, presidente de FCA Latam y por cierto, el gobernador del estado nordestino, Paulo Câmara.

 

Este proyecto nació en el 2010 a partir del acuerdo entre las dos máximas autoridades políticas nacional y regional de la época, ambas pernambucanas: el ex gobernador y fallecido candidato a la presidencia de la república Eduardo Campos, y el ex presidente Lula Da Silva.

Por tal razón, también fue importante la presencia de la viuda y dos de los hijos del trágicamente desaparecido gobernador, quien fue homenajeado a través de un video que registró el histórico momento.

La multitudinaria celebración, con más de 1.200 invitados y 200 periodistas de toda latinoamérica y conducida por la carismática Gloria María, reconocida periodista de TV Globo, repasó a través de discursos y representaciones tanto el proceso constructivo como las historias personales de algunos de sus funcionarios más emblemáticos del criterio aplicado para la selección de operarios, tema que trataremos en nota aparte.

Entre los puntos altos de la ceremonia, vale destacar por supuesto la presentación del nuevo Renegade, nacido en el flamante Polo Automotivo Jeep, la puesta en marcha simbólica de las prensas gigantes que inician la fabricación del vehículo, y la participación de una orquesta juvenil de cámara, integrada por adolescentes residentes en uno de los barrios más pobres de Recife, llamado Coque. Tuvieron a su cargo la interpretación del himno nacional, en una impecable y emotiva versión.

Sergio Marchione manifestó su confianza en este proyecto, destacando que en octubre pasado, cuando el grupo comenzó su actividad en la Bolsa de Valores de Nueva York, flamearon 3 banderas en la puerta del edificio: la de Estados Unidos, la de Italia, y la de Brasil, demostración clara de la importancia y el papel que juega este país dentro del grupo FCA a nivel mundial. Dijo también que se siente a gusto en esta tierra, que ya es un poco su propia casa.

Al cierre de los discursos, la presidenta Dilma Rousseff agradeció puntualmente a todas las personas e instituciones que se comprometieron con este emprendimiento. Se refirió al puntapié inicial de Lula da Silva y Eduardo Campos, a la apuesta y la sociedad que el gobierno federal conforma con el grupo FCA otorgando beneficios impositivos, y a los demás desarrollos estaduales como el puerto de Sauape, recientemente reformado para el incremento del movimiento comercial por la via marítima. De paso, anunció la próxima concreción de nuevas obras viales, en tramos largamente esperados por los pernambucanos.

Proyecto industrial

El primer paso en la construcción del Polo Automotor Jeep se dio una tarde muy calurosa en Salgueiro, un parque pernambucano. Fue el 14 de diciembre de 2010 y en una tienda de campaña levantada al lado de una pista de aterrizaje en medio de la sabana. Allí se reunieron el entonces presidente de la República, Luiz Inacio Lula da Silva, el entonces gobernador de Pernambuco,

 

Eduardo Campos, y el presidente de Fiat Chrysler para América Latina, Cledorvino Belini, para la firma de un memorando de entendimiento para la construcción de una fábrica de automóviles en el estado.

Luego vinieron infinidad de horas de análisis y estudios, y la elección del lugar más adecuado para su localización. A una hora y media de Recife, muy cerca de Goiana y en medio de plantaciones de caña de azúcar, esencialmente destinada a la elaboración de cachaça, finalmente quedó definido el emprendimiento. Se trataba de un campo también cultivado, por lo cual y por respeto al proceso natural, hubo que esperar a la cosecha para comenzar con los movimientos de tierra.

Las obras comenzaron el 17 de diciembre de 2012 y el proceso constructivo en cifras es impactante: se edificaron en dos años más de 530 mil metros cuadrados cubiertos. En el punto más alto, participaron más de 9.000 operarios. Las inversiones superan los 2.300 millones de dólares.

Para el gobierno estadual, representó también una inversión importante, pues tuvo a su cargo las obras de infraestructura tales como el desarrollo vial y suministros de servicios como agua, luz, comunicaciones, etc.

"Este fue el proyecto más complejo hecho en la historia de la compañía, considerando el objetivo de construir no sólo la planta, sino también un parque de proveedores dentro del complejo, considerando el proyecto de lanzar autos nuevos y la contingencia de tener varios stakeholders -no sólo FCA, sino también Fiat Automóveis, gobiernos, 200 proveedores, 250 compañías integradas, varias empresas constructoras. La complejidad tal vez fue mucho mayor de la que pensábamos", dijo Stefan Ketter, vice presidente mundial de Manufactura de FCA y responsable de llevar adelante la concreción del proyecto.

500644-1.jpg

La fábrica

Revolucionario en muchos aspectos, este emprendimiento involucró a 16 empresas proveedoras que sumaron esfuerzos para levantar sus unidades productivas en el Polo, conformando una circulación estratégicamente distribuida de componentes que agilizan y optimizan sustancialmente los costos y tiempos de entrega.

Desarrollando el concepto innovador de Communication Center, en el que todas las áreas fundamentales comparten el lugar de trabajo que facilitan la inmediatez de las soluciones y de posibles problemas, este es el primer emprendimeinto consolidado después del nacimiento de FCA, marcando un hito en la nueva cultura de la empresa.

La mayoría de las soluciones implementadas en la fábrica ya se han utilizado en otros establecimientos, pero lo que realmente distingue esta planta es la combinación de todas las tecnologías innovadoras en un mismo proceso productivo. El sistema de producción WCM (World Class Manufacturing) asegura una mejor interacción entre hombre y máquina, mejorando continuamente todos los procesos que apuntan a la cero falla.

El primer paso en la fabricación del Renegade, modelo que estrena la línea de producción, es el proceso aplicado a las chapas de acero que llegan en grandes bobinas. Las dos enormes líneas de prensas Komatsu, las más avanzadas tecnológicamente y las más veloces (18 estampados por minuto), tienen una precisión de décimas de milímetro en la matricería que da forma a las piezas. Para su instalación y debido al tamaño, se realizaron excavaciones de 18 mts. para la cimentación que las sustenta.

Todos los componentes que dan forma a la carrocería se envuelven por un conjunto de robots instalados en piso y techo, para que los 100 puntos de soldadura se apliquen en 60 segundos. Además de la optimización del tiempo, se evitan los movimientos que pueden ocurrir entre una estación y otra, tal como ocurre en los sistemas convencionales, comprometiendo la precisión de la geometría que a la larga generan problemas de encajes y ruidos en el vehículo.

La pintura también pasó por un proceso de innovación, eliminando la primera capa que es reemplazada por el primerless. El sistema garantiza la calidad final y la durabilidad de la pintura, con menor consumo de energía y reducción de emisiones tóxicas. Por otra parte, las tintas utilizadas son fabricadas en base a agua.

Una vez pintadas, las carrocerías "desfilan" silenciosamente por los pisos superiores de la planta, hasta llegar al punto donde se encuentran con toda la estructura mecánica, montada en otra línea sobre una estructura móvil que permite el acople perfecto de ambas partes.

En el proceso de montaje, se usan herramientas para facilitar la tarea del trabajador, tales como plataformas flotantes que varían la altura del vehículo, y ganchos rotativos que giran los autos lateralmente para colocar las piezas que van en lugares más complicados.

En toda la planta se encuentran 700 robots, que aseguran rapidez y eficiencia al proceso inicial. Son 650 aplicados al área de carrocería, 10 a la de montaje y 40 en pintura.

Por otra parte, cuenta con una línea de producción a escala en la que se asegura la calidad del proceso y además permite la formación y entrenamiento para los nuevos funcionarios. Una vez alcanzado el nivel necesario, se incorporan al resto de los trabajadores, en el área que corresponda.

La totalidad actual es de 5.345 personas activas, divididas entre los de la planta, los proveedores y las empresas que tercerizan. En los trabajos de construcción e instalaciones aún se encuentran 7.574 trabajadores, cifra que paulatinamente irá en descenso conforme se incremente el personal que se sume a la propia planta fabril.

Del total, el 78% es pernambucano y el 82%, nordestino.

La capacidad máxima de producción, a pleno régimen, alcanzará las 250 mil unidades por año. En esta primera parte, ya salen 40 Jeep Renegade por hora.

Además del impacto económico y social que el Polo Automotivo Jeep tendrá para la región, con diversos emprendimientos comerciales, hoteles, etc., estudios financieros indican que la incidencia sobre el PBI de Pernambuco será con un incremento del 6,9% para el año 2018. Al final de este 2015, la cifra ya se ubicará en torno al 2,9%.

El nuevo Polo Automotivo Jeep es el más grande del grupo FCA en el mundo, y naturalmente, el más moderno. Para recorrer sus instalaciones, un equipo de funcionarios de la misma planta, especialmente entrenados, conducen a los visitantes a bordo de pequeños vehículos eléctricos, explicando con orgullo las distintas facetas productivas de un emprendimiento sin igual.

Visita similar a la que en versión reducida realizaron la presidenta Dilma Rousseff, Sergio Marchione y las demás autoridades presentes, previo al acto oficial de inauguración.

Esta fábrica representa un cambio de paradigma conceptual, con un impacto económico y social inédito para la región, que transforma redicalmente la vida de los pernambucanos.

En próximos informes detallaremos el proyecto desde el punto de vista de la inclusión social que por sus características, ciertamente amerita un capítulo aparte.

 

Informe: Luis Piedra Cueva l Autoanuario

 

[/h]

  • Me Gusta 2
Link to comment
Compartir en otros sitios

[h=3]Jeep en Pernambuco: mucho más que una fábrica

 

La importancia que este emprendimiento tiene para Pernambuco en particular, y para Brasil y la región en general, quedó reafirmada por la participación de la propia presidenta Dilma Rousseff, las máximas autoridades globales y locales de Fiat Chrysler Automobiles (FCA), tales como Sergio Marchione y John Elkann, CEO mundial y presidente mundial del grupo respectivamente, Stefan Ketter, vice presidente mundial de manufactura, Sergio Ferreira, director general de Chrysler Brasil y Jeep Latam, Cledorvino Belini, presidente de FCA Latam y por cierto, el gobernador del estado nordestino, Paulo Câmara.

 

Este proyecto nació en el 2010 a partir del acuerdo entre las dos máximas autoridades políticas nacional y regional de la época, ambas pernambucanas: el ex gobernador y fallecido candidato a la presidencia de la república Eduardo Campos, y el ex presidente Lula Da Silva.

Por tal razón, también fue importante la presencia de la viuda y dos de los hijos del trágicamente desaparecido gobernador, quien fue homenajeado a través de un video que registró el histórico momento.

La multitudinaria celebración, con más de 1.200 invitados y 200 periodistas de toda latinoamérica y conducida por la carismática Gloria María, reconocida periodista de TV Globo, repasó a través de discursos y representaciones tanto el proceso constructivo como las historias personales de algunos de sus funcionarios más emblemáticos del criterio aplicado para la selección de operarios, tema que trataremos en nota aparte.

Entre los puntos altos de la ceremonia, vale destacar por supuesto la presentación del nuevo Renegade, nacido en el flamante Polo Automotivo Jeep, la puesta en marcha simbólica de las prensas gigantes que inician la fabricación del vehículo, y la participación de una orquesta juvenil de cámara, integrada por adolescentes residentes en uno de los barrios más pobres de Recife, llamado Coque. Tuvieron a su cargo la interpretación del himno nacional, en una impecable y emotiva versión.

Sergio Marchione manifestó su confianza en este proyecto, destacando que en octubre pasado, cuando el grupo comenzó su actividad en la Bolsa de Valores de Nueva York, flamearon 3 banderas en la puerta del edificio: la de Estados Unidos, la de Italia, y la de Brasil, demostración clara de la importancia y el papel que juega este país dentro del grupo FCA a nivel mundial. Dijo también que se siente a gusto en esta tierra, que ya es un poco su propia casa.

Al cierre de los discursos, la presidenta Dilma Rousseff agradeció puntualmente a todas las personas e instituciones que se comprometieron con este emprendimiento. Se refirió al puntapié inicial de Lula da Silva y Eduardo Campos, a la apuesta y la sociedad que el gobierno federal conforma con el grupo FCA otorgando beneficios impositivos, y a los demás desarrollos estaduales como el puerto de Sauape, recientemente reformado para el incremento del movimiento comercial por la via marítima. De paso, anunció la próxima concreción de nuevas obras viales, en tramos largamente esperados por los pernambucanos.

Proyecto industrial

El primer paso en la construcción del Polo Automotor Jeep se dio una tarde muy calurosa en Salgueiro, un parque pernambucano. Fue el 14 de diciembre de 2010 y en una tienda de campaña levantada al lado de una pista de aterrizaje en medio de la sabana. Allí se reunieron el entonces presidente de la República, Luiz Inacio Lula da Silva, el entonces gobernador de Pernambuco,

 

Eduardo Campos, y el presidente de Fiat Chrysler para América Latina, Cledorvino Belini, para la firma de un memorando de entendimiento para la construcción de una fábrica de automóviles en el estado.

Luego vinieron infinidad de horas de análisis y estudios, y la elección del lugar más adecuado para su localización. A una hora y media de Recife, muy cerca de Goiana y en medio de plantaciones de caña de azúcar, esencialmente destinada a la elaboración de cachaça, finalmente quedó definido el emprendimiento. Se trataba de un campo también cultivado, por lo cual y por respeto al proceso natural, hubo que esperar a la cosecha para comenzar con los movimientos de tierra.

Las obras comenzaron el 17 de diciembre de 2012 y el proceso constructivo en cifras es impactante: se edificaron en dos años más de 530 mil metros cuadrados cubiertos. En el punto más alto, participaron más de 9.000 operarios. Las inversiones superan los 2.300 millones de dólares.

Para el gobierno estadual, representó también una inversión importante, pues tuvo a su cargo las obras de infraestructura tales como el desarrollo vial y suministros de servicios como agua, luz, comunicaciones, etc.

"Este fue el proyecto más complejo hecho en la historia de la compañía, considerando el objetivo de construir no sólo la planta, sino también un parque de proveedores dentro del complejo, considerando el proyecto de lanzar autos nuevos y la contingencia de tener varios stakeholders -no sólo FCA, sino también Fiat Automóveis, gobiernos, 200 proveedores, 250 compañías integradas, varias empresas constructoras. La complejidad tal vez fue mucho mayor de la que pensábamos", dijo Stefan Ketter, vice presidente mundial de Manufactura de FCA y responsable de llevar adelante la concreción del proyecto.

500644-1.jpg

La fábrica

Revolucionario en muchos aspectos, este emprendimiento involucró a 16 empresas proveedoras que sumaron esfuerzos para levantar sus unidades productivas en el Polo, conformando una circulación estratégicamente distribuida de componentes que agilizan y optimizan sustancialmente los costos y tiempos de entrega.

Desarrollando el concepto innovador de Communication Center, en el que todas las áreas fundamentales comparten el lugar de trabajo que facilitan la inmediatez de las soluciones y de posibles problemas, este es el primer emprendimeinto consolidado después del nacimiento de FCA, marcando un hito en la nueva cultura de la empresa.

La mayoría de las soluciones implementadas en la fábrica ya se han utilizado en otros establecimientos, pero lo que realmente distingue esta planta es la combinación de todas las tecnologías innovadoras en un mismo proceso productivo. El sistema de producción WCM (World Class Manufacturing) asegura una mejor interacción entre hombre y máquina, mejorando continuamente todos los procesos que apuntan a la cero falla.

El primer paso en la fabricación del Renegade, modelo que estrena la línea de producción, es el proceso aplicado a las chapas de acero que llegan en grandes bobinas. Las dos enormes líneas de prensas Komatsu, las más avanzadas tecnológicamente y las más veloces (18 estampados por minuto), tienen una precisión de décimas de milímetro en la matricería que da forma a las piezas. Para su instalación y debido al tamaño, se realizaron excavaciones de 18 mts. para la cimentación que las sustenta.

Todos los componentes que dan forma a la carrocería se envuelven por un conjunto de robots instalados en piso y techo, para que los 100 puntos de soldadura se apliquen en 60 segundos. Además de la optimización del tiempo, se evitan los movimientos que pueden ocurrir entre una estación y otra, tal como ocurre en los sistemas convencionales, comprometiendo la precisión de la geometría que a la larga generan problemas de encajes y ruidos en el vehículo.

La pintura también pasó por un proceso de innovación, eliminando la primera capa que es reemplazada por el primerless. El sistema garantiza la calidad final y la durabilidad de la pintura, con menor consumo de energía y reducción de emisiones tóxicas. Por otra parte, las tintas utilizadas son fabricadas en base a agua.

Una vez pintadas, las carrocerías "desfilan" silenciosamente por los pisos superiores de la planta, hasta llegar al punto donde se encuentran con toda la estructura mecánica, montada en otra línea sobre una estructura móvil que permite el acople perfecto de ambas partes.

En el proceso de montaje, se usan herramientas para facilitar la tarea del trabajador, tales como plataformas flotantes que varían la altura del vehículo, y ganchos rotativos que giran los autos lateralmente para colocar las piezas que van en lugares más complicados.

En toda la planta se encuentran 700 robots, que aseguran rapidez y eficiencia al proceso inicial. Son 650 aplicados al área de carrocería, 10 a la de montaje y 40 en pintura.

Por otra parte, cuenta con una línea de producción a escala en la que se asegura la calidad del proceso y además permite la formación y entrenamiento para los nuevos funcionarios. Una vez alcanzado el nivel necesario, se incorporan al resto de los trabajadores, en el área que corresponda.

La totalidad actual es de 5.345 personas activas, divididas entre los de la planta, los proveedores y las empresas que tercerizan. En los trabajos de construcción e instalaciones aún se encuentran 7.574 trabajadores, cifra que paulatinamente irá en descenso conforme se incremente el personal que se sume a la propia planta fabril.

Del total, el 78% es pernambucano y el 82%, nordestino.

La capacidad máxima de producción, a pleno régimen, alcanzará las 250 mil unidades por año. En esta primera parte, ya salen 40 Jeep Renegade por hora.

Además del impacto económico y social que el Polo Automotivo Jeep tendrá para la región, con diversos emprendimientos comerciales, hoteles, etc., estudios financieros indican que la incidencia sobre el PBI de Pernambuco será con un incremento del 6,9% para el año 2018. Al final de este 2015, la cifra ya se ubicará en torno al 2,9%.

El nuevo Polo Automotivo Jeep es el más grande del grupo FCA en el mundo, y naturalmente, el más moderno. Para recorrer sus instalaciones, un equipo de funcionarios de la misma planta, especialmente entrenados, conducen a los visitantes a bordo de pequeños vehículos eléctricos, explicando con orgullo las distintas facetas productivas de un emprendimiento sin igual.

Visita similar a la que en versión reducida realizaron la presidenta Dilma Rousseff, Sergio Marchione y las demás autoridades presentes, previo al acto oficial de inauguración.

Esta fábrica representa un cambio de paradigma conceptual, con un impacto económico y social inédito para la región, que transforma redicalmente la vida de los pernambucanos.

En próximos informes detallaremos el proyecto desde el punto de vista de la inclusión social que por sus características, ciertamente amerita un capítulo aparte.

 

Informe: Luis Piedra Cueva l Autoanuario

 

[/h]

  • Me Gusta 2
Link to comment
Compartir en otros sitios

Unirse a la conversación

Puede publicar ahora y registrarse más tarde. Si tiene una cuenta, inicie sesión ahora para publicar en su cuenta.
Nota: su publicación requerirá la aprobación del moderador antes de que sea visible.

Invitado
Responde a este tema...

×   Pegar como texto enriquecido.   Pegar como texto sin formato

  Only 75 emoji are allowed.

×   Tu enlace se ha incrustado automáticamente..   Mostrar como un enlace en su lugar

×   Se ha restaurado el contenido anterior.   Limpiar editor

×   No se pueden pegar imágenes directamente. Carga o inserta imágenes desde la URL.

 Share

×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Normas Política de Privacidad Hemos colocado cookies en su dispositivo para ayudar a mejorar este sitio web. Puede ajustar la configuración de sus cookies , de lo contrario asumimos que está de acuerdo en continuar.